miércoles, 28 de septiembre de 2011

REPUDIO

El modelo sarmientino que sostenemos, no va más.

La educación académica ilustrada no responde a todas las expectativas.

La espalda de los docentes ha tenido que resistir todos las estructuras que se montan por sobre él, las tensiones , los cambios de paradigmas, las catarsis sociales. La seguimos luchando, y ahora con mayores respuestas,es cierto.






Pero, es el momento de una reforma de verdad, todos los esfuerzos que hace el gobierno para con la educación deben ponerse detrás de otras miradas y otras ópticas para que éstos sean efectivos, o indeclinablemente, el sistema educativo actuará como el mejor de los desniveladores, generando brechas sociales irreparables en lugar de evitarlas.