jueves, 21 de octubre de 2010

Pedraza, algunos datos de

 Publicado por sindioses

Yo mismo sufrí en carne propia tus aparateadas con armas, yo mismo observe como tus seguidores que vendían merca en barrio industrial andaban calzados como si fuera tu propio ejército. No podías actuar porque en la asambleas éramos miles.

Recuerdo esa silla que le voló a tus amigotes de la Seccional Rosario, cuando el secretario intentó mostrar un arma para frenar una huelga. O como le llovían las tuercas en talleres Pérez, cuando tus “delegados” querían apretar a los laburantes para avalar la privatización y la desaparición del ferrocarril.

Seguiste a Menem, lograste tu cometido: te transformaste en un empresario, mientras éramos miles los que quedábamos en la calle, se destruían pueblos enteros y los talleres eran transformados en galpones sin alma, sin trabajo, pura chatarra.

Transaste con Alfonsín en la hiper, después fuiste uno de los mejores alumnos del desguace del estado con la rata.

Se que no dudarías un momento en armar a varios para seguir con tus negocios, vos no sos peronista, ni sindicalista, sos un vil comerciante de sangre ajena, te asemejas más a los Martínez de Hoz, que empezaron su historia siendo traficantes de esclavos, que a un dirigente sindical.

A vos Pedraza, sátrapa, yo te conozco y vos no podés gozar de impunidad. Tendrías que estar preso, pero de hace años, que alguna vez acomodes tu cuerpo para algún u otro lado te hace más miserable, no mejor.

Por otra parte la Argentina de hoy no se merece el asesinato de ningún militante sea del partido que fuera. Lo que pasó fue un asesinato, no hubo enfrentamiento a balazos como dice la volanta de la prensa canalla del diario La Nación. Un asesinato que simplemente no puede quedar impune.

Que los disidentes de peronismo se solidaricen con el pibe asesinado es otra de las cargadas que nos tienen acostumbrados, que la UCR emita palabra después que dejó 30 muertos en las plazas y todavía se hagan los reverendos pelotudos es un golpe bajo a la razón y a la democracia, que los mismos del PO rosqueen sobre la muerte de su militante y digan que este episodio es similar al de Kosteki y Santillán donde en 2002 hubo un operativo desde el estado, y los medios cómplices prepararon el clima para la represión, los equipara con el crápula y defensor de la dictadura Morales Solá. Que vos Felipe Solá digas algo, es de muy mal gusto, sino lo recordás vos eras el gobernador en los asesinatos de la estación Avellaneda y también cuando desaparecieron a Julio López por segunda vez.

Esto se solucionaba con los tercerizados incorporados a la planta permanente, aunque como nunca hubo avances en materia laboral, todavía la democracia debe mucho a los laburantes que sufrieron todas las cachetadas de los gobiernos de Menem, De la Rúa y Duhalde. Es materia pendiente y la mejor forma de dejar sin argumentos a los crápulas de hoy y de siempre.

Desde este espacio se reclamó juicio y castigo. Hoy también. La vida del pibe es irrecuperable, la justicia un camino a construir.

PD: En Rosario ayer también hubo otro crimen, un obrero de la construcción, padre de siete hijos que murió realizando su trabajo, crimen del que no se ocuparán los medios hegemónicos. Dos familias lloran, dos familias de laburantes. No se lo merecen, ni ahora, ni nunca.